Eva Liria ha asumido la responsabilidad que supone defender los intereses de este municipio y de sus vecinos con gran naturalidad y sin importarle hacer ciertos sacrificios personales si con ello, dicho con sus propias palabras: “contribuyo, en primer lugar, a mejorar con las propuestas de mi grupo municipal los deteriorados servicios públicos que padecemos los ejidenses y, en segundo lugar, a hacer llegar a los ciudadanos con claridad y transparencia todo lo que ocurre en este ayuntamiento, por encima y por debajo de la mesa.” Todo ello, claro está, —continua Eva Liria— en la medida de nuestras posibilidades y asumiendo el corto periodo de tiempo que resta a esta legislatura”.

Para comenzar, ha pedido la dimisión del actual alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, actualmente procesado, asegurando que “ni el miedo, ni el fracaso, ni las presiones, ni las críticas interesadas van a impedir que defienda siempre lo que considere justo, que luche contra la corrupción y contra la mala praxis política. No sería consecuente con mis principios si en este primer pleno no me dirigiera al alcalde, qué sé que no está en sus mejores horas, para decirle que alguien con su mochila judicial, procesado como está y pendiente de juicio oral por Falsedad documental y contra la Hacienda Pública, no debería representar a los ciudadanos de El Ejido. Y no debería estar sentado ahí porque los mismos compañeros que parece que ahora, ya al final; empiezan a estar incómodos a su lado, deberían haber pedido que se fuera hace mucho tiempo, compañeros de gobierno municipal que son tan corresponsables de su gestión como de esta anomalía democrática que supone que Francisco Góngora, en sus circunstancias, siga gobernando el municipio”.

“Marcharse es lo mejor que puede hacer por sí mismo, dadas las circunstancias. Seguro que hay vida después de la política y que le irá estupendamente. Lleva toda la vida viviendo de la política, y la vida fuera de ella también puede ser maravillosa”. Tras insistir el alcalde en su supuesta candidatura oficial a la alcaldía por el PP de El Ejido, Eva Liria le recordó que “cuando se presentó por primera vez se comprometió a estar 8 años, y esos 8 años caducan el año que viene”.

Uno de los momentos más tensos del pleno se ha vivido cuando la concejala de UPYD ha desmontando punto por punto los supuestos argumentos del gobierno municipal para aprobar el tarifazo del agua. En su intervención, Eva Liria ha asegurado que la subida total asciende a 2.250.000 euros, sí, pero “es falso que esa subida venga impuesta desde fuera y que corresponda en su totalidad a la compra obligatoria del agua desalada que le adjudican al municipio de El Ejido”. “Están enmascarando la realidad, por decirlo suavemente —ha dicho en pleno Eva Liria— porque no nos dicen que gran parte de culpa de que los ejidenses tengamos un recibo del agua tan abusivo viene motivado por conceptos que se repercuten en el recibo y que no tendrían por qué estar reflejados en el mismo, caso del Fondo de renovación de redes (500.000 euros) y los Proyectos de apoyo a la gestión (421.877 euros), que la retribución del concesionario esté muy por encima del 6% legal o que el consumo de agua del ayuntamiento en edificios públicos, parques y jardines y baldeos le salga gratis al consistorio y “nos la encasqueten en la factura a todos los ejidenses”. De desaparecer estos conceptos de la factura del agua y si los beneficios industriales de la empresa no estuviesen por encima del 6 % que marca la concesión y la ley, revertiría de una manera más que notable en la reducción del recibo del agua de todos los ciudadanos y no, como ocurre y seguirá ocurriendo gracias al PP, en beneficio de Aguas de El Ejido y su matriz sevillana. Y, por favor —continuó, Eva Liria—, que el interventor municipal eche un vistazo a todos estos números y conceptos porque muy clara no está la cosa”.

Tras no recibir ni una sola respuesta a las cuestiones planteadas por parte de los miembros del equipo municipal intervinientes (Rivera y el señor alcalde), la edil de UPYD ha cerrado su intervención asegurando que Paco Góngora es “el hazmerreír de la empresa concesionaria. En Sevilla, los responsables de Agua y Gestión, deben de estar carcajeándose de usted, porque lo que usted ha hecho, ni más ni menos, es beneficiar a una empresa que se ha llevado de los ejidenses unos beneficios de algo más de 5 millones de euros solo en los últimos años”.

Para Eva Liria, “ya solo faltaría que la matriz Agua y Gestión entrase en concurso de acreedores, que a mí ya no me extraña nada, y que volviesen Góngora y su equipo de gobierno, después de siete años, a prometer el rescate de los servicios municipales, concretamente el de la gestión del agua”.

A la toma de posesión de nuestra compañera Eva Liria ha asistido el portavoz adjunto de la formación magenta, Javier Bezares, que ha asegurado que Eva representa los valores de UPYD y que “es una persona extraordinaria que va a defender el proyecto político del partido, que no le va a temblar el pulso para denunciar cualquier tipo de irregularidad en el ayuntamiento de El Ejido y que no dudará en destapar todos los casos de corrupción de los que tenga conocimiento. “Confío plenamente en ella, estamos muy orgullosos de su trayectoria y tenemos el convencimiento de que juntos y unidos seremos capaces de conseguir grandes avances en beneficio de los ciudadanos de El Ejido”.

Acompañando a Javier Bezares han estado el delegado provincial de UPYD, Eufrasio Berzosa, y el delegado local, Matías Campillo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies