La educación es una de las prioridades políticas de Unión, Progreso y Democracia desde su constitución. Tanto el Partido Popular como el Partido Socialista han utilizado la crisis para justificar los recortes en esta materia. Es más sencillo recortar a los ciudadanos para no tener que recortar sus gastos inútiles.

Leer artículo completo en El Rotativo