Para poder mantener el poder adquisitivo de las pensiones durante las próximas décadas sería necesario invertir 40.000 millones de euros. Sin duda es mucho dinero, pero es poco comparado con los 48.000 millones de euros anuales derrochados con la corrupción o los 70.000 millones de euros de fraude fiscal.

Leer artículo completo en Los Replicantes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies